Archivo de la categoría: Política

Zeniting


Cada día soy menos federalista.

Durante toda la semana hay una batalla de banderas en Barcelona bastante bestia. Unos exponen la Española porque la roja, la de todos ha llegado a la final del mundial y otros la senyera en muestra de sentencia del estatut, que deroga muchos derechos ya adquiridos.

Yo entiendo la postura de ambos, pero muchos que van a ir a la manifestación esta tarde no saben que artículos son suprimidos cuales son derogados por una constitucional totalmente caducado que salta al pueblo en fin, una total involución para Catalunya. Los otros, Españoles de patria sacan con orgullo la bandera para mostrar su patriotismo barato cuando esta lleva un escudo muy representativo pero que una gran mayoría no saben que difunde o que significado tiene, pero no importa, España España!!! la roja!! …

Por muy Español que sea, el agravio comparativo entre comunidades es muy bestia y eso nubla a muchos Españoles de pro en Catalunya, no existe la patria cuando hay dinero que nunca llega ni sabes donde se utiliza y esta tarde en la manifestación hay que hacer suma. Yo iré jeje


Sandro Rosell

Quiero felicitar a Rosell y por la llegada de una nueva era para el FC Barcelona o eso esperó,  pero soy agnóstico.

Yo hable con socios conocidos antes de las votaciones y prácticamente ninguno quería mojarse, es decir, que efectivamente iban a votar a Sandro. Entre ellos dicen “el socí no es tonto” ( el socio no es tonto, Catalán complícate…) bueno… Los mejores presidentes de la historia del club han tenido mociones de censura y Jan Laporta aún ganando títulos, aún manchando la camiseta con UNICEF proyectando al club una sensación de simpatía al mundo, aún creando el mejor equipo de la historia  jugando como nunca, liberando al estadi de Boixos Nois,  aún con más socios que nunca, más socializado, más seguidores que nunca, sin contar que después llegaron los seis títulos, pero el socí no es tonto votando en contra a la filosofía del Ex-Presi. con una apabullante mayoría absoluta, discrepo totalmente y espero equivocarme.

Que Laporta haya dilatado el Catalanismo (ya existente) y esto en Madrid es molesto, pues que se jodan. Que Laporta tiene mando de voz y calla la cantidad de insultos recibidos y mentiras, en Madrid es molesto, pues que se jodan. Durante años ellos llevan en el pecho la España casposa vendiéndola por el mundo, pues ahora toca vender Barcelona-Catalunya como algo fuera de las Españas, creo que molesta más que ha sido un logro totalmente y que es una realidad que fuera es el equipo Catalán no Español, todo esto jode a la prensa Madrileña y mucho.

No pasa nada que ahora Sandro se encargará de vender el Barcelona como una marca de tenis o béisbol… Porque sin el catalanismo esto es un barco hundido. Espero que no.


Madrid, es España?

Después de todo quien diga que el deporte no es igual a política, miente. Un estadio lleno de banderas nacionales (No estatales) gritando y cantando su himno patriótico, creo que no deja más que un único pensar.

Las ideologías desde mi punto de vista están muy manipuladas dentro de los mundos del deportivos. Creo y pienso, que muchos de los cuales y tantos seres que llevan una hermosa y cantosa camiseta de la selección Española deja ver y se denota un credo muy claro y marcado dentro de su pensar político, el nacionalisto Español. Es esto que España no lo comprende, no lo entiende porque su fijación va más allá y su único interés son los nacionalismos periféricos de la capital y se ignora que existe uno que ocupa demasiado espacio dentro de la frágil y corta democracia del país como es el Español.

Reino Unido, tiene diferentes naciones, porque piensan completamente diferentes, porque tienen lenguas diferentes y porque les da la gana de tener tierras más soberanas, porque su nivel cultural más elevado y no retrógrado abre puertas a un país más plural dentro del mismo marco constitucional, ellos pueden elegir que selección animar y con quien va o deja de ir. Esto es nacionalismo y por supuesto política pura y dura.

Se piensa que por ellos hay nacionalismo o lenguas por encima de otras ?   Inclusos se enfrentan entre ellas siendo el mismo PAÍS !!

Siendo más realistas, en un estado donde en su total parte de las camisetas de la selección Española son nacionalistas Españoles y esto conlleva a no entender ni comprender o aún peor creer que están por encima de otros patriotismos porque el pensamiento “unitario” es que vamos todos hacia el mismo bando, hablando siempre en plural, PODEMOS, GANAREMOS… Aquí, existe un alto grado de Español retrógrado imponiendo su ideología, su política sobre las demás, sin respetas ni el más mínimo otras sensibilidades.

Pero no es política, es deporte.


“¿De qué van los catalanes?” Aragon Tv

En programa de Aragón TV, la televisión autonómica de la Aragón, adaptan la canción ‘Me gustas mucho’ de Rocio Durcal: “yo no he perdido la esperanza de abrir un libro de historia y que cuenten la verdad. Porque es que el reino de Aragón, ahora dicen que no exisitió, resulta que era catalán”.

La canción sigue: “hay que ver como son, lo montan de cojón, se inventan su versión, punto final. Yo flipo con los catalanes, ¿pero de que van?”.

También cantan cosas como “les jode mucho, les toca mucho ‘los collons’ que fueran sólo un territorio del Reino de Aragón” o “hay que ver cómo son, traducen la lección: ahora los reyes son Pere o Joan”.

Fuente: E-Noticies


La ‘mala leche’ de Curri Valenzuela

La presentadora del programa Alto y Claro de Telemadrid, Curri Valenzuela, acabó por arrojar su ordenador contra el suelo después de los problemas que éste le estaba dando, en un vídeo también recogido por El Confidencial.

Tras regresar de publicidad, se oye a la presentadora lamentarse de que el ordenador no le funcionaba como ella deseaba. Pese a ello, inicia una entrevista con un doctor invitado a su programa, pero, todavía enfadada, aprovecha un momento en el que la cámara la deja fuera de plano para arrojar el ordenador al suelo, con el consiguiente estruendo.

Fuente: E-noticies , Salvemostelemadrid


Las paradojas del tripartito

Cuando Carod Rovira sacó al independentismo del armario, en la campaña electoral que culminaría con la elección de Maragall como presidente, pocos se imaginaban que siete años y dos legislaturas de tripartito después la independencia se habría consolidado plenamente como opción política y como objetivo asumido por una parte significativa de la población. Es quizá la principal paradoja que ofrece el balance del tripartito. Dado que la independencia es su bandera, Esquerra es la única formación del tripartito que ha cosechado un éxito estratégico. Su proyecto ha invadido el escenario político. La independencia ha dejado de estar en el terreno de lo utópico para incorporarse a la lista de las opciones realmente posibles. Y ha obligado a los demás partidos, y en especial a CiU, a hacer ejercicios de reubicación política en función de la consolidación del independentismo.

Sin embargo, el éxito puede tener un coste electoral serio para Esquerra Republicana. Por dos razones: porque la pérdida del monopolio del independentismo es condición sine qua non del éxito de la propuesta. Y porque Esquerra fracasó en su segunda opción estratégica: reemplazar a CiU en el papel de primera fuerza del nacionalismo ideológico catalán. CiU ha pasado su travesía del desierto con una resistencia admirable. Y aunque personalmente creo que al final la caída de Esquerra no será tan grande como algunos vaticinan, hay datos para pensar que CiU puede capitalizar las contradicciones de Esquerra. Precisamente porque la independencia ha dejado de ser quimérica, el sector nacionalista del electorado de Esquerra Republicana reniega del tripartito para buscar el abrazo con el nacionalismo conservador. Quizá se les escape que, como decía mi maestro Manuel Ibáñez Escofet, si alguien hará la independencia de Cataluña serán los catalanes con z. La derecha, aun siendo nacionalista, es siempre muy renuente a todo lo que represente un cambio del statu quo. Y la independencia lo es.

No ha tenido el PSC el éxito estratégico de Esquerra. Eso sí, ha acumulado poder, mucho poder. Se supone que el objetivo de los socialistas era consolidar una mayoría estable de izquierdas, en la que el PSC se hiciera paulatinamente más fuerte, por los dividendos derivados del cargo de presidente de la Generalitat y por la seriedad de su gestión, y los otros dos partidos tuvieran cada vez un papel más secundario. Una estrategia que se complementaba con el objetivo de conseguir una reforma federal del Estado, a partir del Estatuto. Que la estrategia ha fallado lo demuestra que el propio PSC evita plantear una tercera edición del tripartito. En cuanto al federalismo, no encuentra interlocutores dispuestos en España y es desbordado por el soberanismo en Cataluña. La opción de campaña de los socialistas parece limitarse ahora a la imagen de un partido centrado, de gobierno, sin atributos ideológicos precisos, que hace de la discreción y de la administración de los silencios, viva prolongación de su presidente, la principal virtud. Pese a presidir la suprema institución catalana, el PSC no ha conseguido penetrar en los caladeros del voto nacionalista. El PSC, en general, y Montilla, en particular, sufren la inmutabilidad de los clichés: sus gestos de defensa del Estatuto y de la “dignidad de Cataluña”, que tanto molestan en Madrid, parecen impostados para el votante nacionalista, que permanece insensible a sus señales. Su oportunidad de crecer está en que el electorado más reticente al catalanismo tampoco se crea las proclamas catalanistas del presidente y, en un momento de ruido soberanista, algunos abstencionistas tradicionales en las autonómicas salgan de la madriguera para evitar riesgos mayores.

La paradoja del tripartito se escribe así: debía consolidar una mayoría de izquierdas, que en estos momentos parece en precario, hasta tal punto que el propio PSC se desmarca de ella, y en cambio ha sacado al independentismo de la marginalidad. Esquerra ha ganado la apuesta estratégica y, sin embargo, puede perder la del poder.

Fuente: El país